Planetario presenta "Tirado, pisoteado y humillado"

Foto por Kevin Castillo.

Planetario: «Tratamos de dar ánimo a quien nos escuche, sea cual sea su problema»

El 2020 fue probablemente el año más intenso de la última década para buena parte del mundo. En Perú, la emergencia por Covid-19, las protestas y las violaciones a los derechos humanos marcaron la tónica de un libreto sorpresivo pero no ajeno para los más vulnerados. En ese sentido, la música se volvió a levantar como un refugio inevitable. Como una suerte de escudo ante el aislamiento y la impotencia.

En Chile, muy cerca, la situación es similar. Para Planetario, banda que tras visitar Lima tuvo que interrumpir la promoción de su álbum debut ZETA (2019) debido a la crisis social en su país, han sido meses difíciles. La precarización de la cultura y el fin de las tocadas por restricciones gubernamentales amagaron un despegue que parecía inminente. Pero no se rindieron. Se adaptaron al contexto, y confinados produjeron un EP experimental para enfrentar el fin del mundo a su estilo. 

Se trata de El Último Verano, un disco corto del que ya conocemos dos sencillos: “El Último Verano” y “Tirado, Pisoteado y Humillado”. Esta última canción la presentan aquí, en una conversación exclusiva junto a Rock Achorao.

 

Desde Chile, Planetario presenta su nuevo single "Tirado, pisoteado y humillado"
Foto por Kevin Castillo.

Activos desde el 2015, se ganaron un lugar especial en la escena indie de Chile, siendo incluso varias veces portada de listas en Spotify. Ahora comienzan a sonar por otros lados, como México o Perú. ¿Qué sensación les genera que su trabajo se comience a internacionalizar?

Pedro: Es genial percibir a través de internet que gente de otros países esté gustando de nuestro estilo musical y letras. Aunque personalmente, por nuestra experiencia en Perú, el sentimiento más eufórico se siente cuando tocamos en vivo en esos lugares, ya que es ahí cuando la sensación se vuelve más palpable. Cuando estábamos tocando en Perú, sentía mi cuerpo erizado por lo que estaba sucediendo entre nosotros y la gente. Quedé con muchas ganas de seguir viviendo lo mismo en otros países, pero al volver de ese viaje fueron pasando sucesos a nivel nacional y mundial que ya conocemos e impidieron que esto siguiera aflorando de esa manera. Debido a eso hemos aprendido a calmarnos y a esperar nuestro momento, encontrar otras maneras de realizar nuestra música, y el mundo digital ha sido nuestro mayor enfoque. Eso es lo que estamos presentando hoy, un trabajo artístico totalmente digital. 

Andrés: Es bacán poder transmitir algo con nuestras canciones y que eso cruce fronteras. Te das cuenta de que, al menos en Sudamérica y México, que es donde más nos escuchan, nuestra generación y las siguientes sienten y pasan por experiencias comunes como depresión, ansiedad, romances. Y eso hace que puedan sentirse identificados con nuestras letras, que generalmente hablan de eso. Eso nos alienta a seguir creando y promocionando para esos lados. Con la tecnología y el internet hoy se hace un poco más fácil. Lo difícil es llegar a tocar, y más difícil es que la gente te conozca y vibre con tu música. Así sucedió en Perú y fue una de las experiencias más lindas en nuestra vida como banda y a modo personal.

“Tirado, Pisoteado y Humillado” nos sitúa en un espacio sonoro exterior y al mismo tiempo presenta una lírica muy personal, donde surgen resentimientos enfrentados con la motivación de seguir adelante. ¿Cómo creen que se conecta el mensaje de este sencillo con la nueva cotidianeidad que muchos estamos experimentando?

Pedro: Siento que se puede conectar desde la perspectiva del encierro. A cierta cantidad de gente le debe haber pasado que antes de comenzar la pandemia estaban viviendo sucesos negativos o deprimentes que tuvieron que aprender a superar en la soledad de la cuarentena. La canción habla sobre eso. Aunque no fue escrita en pandemia, narra el hecho de estar encerrado con la mente llena de recuerdos y sin entender cómo terminaste ahí tan derrotado. Pero de alguna manera con el pasar de los días, el tiempo hace su trabajo, y a través de autoinyecciones de optimismo, comienza a aflorar la perspectiva de superarlo y volver a renacer. 

Andrés: El EP se impregnó del “modo pandemia”. Si bien no todas las canciones surgieron en este tiempo, el método de trabajo, la propuesta sonora, el arte y todo se hizo en pandemia. Un contexto en que todes nos replanteamos, aprendemos y tratamos de estar bien psicológicamente. En ese sentido, la letra de esta canción toma mucho de lo que solemos escribir en general, que es buscar solución a nuestros problemas desde una mirada optimista. Tratamos de dar ánimo a quien nos escuche y dar esa tranquilidad de que “no es el único que pasa por esto”, sea cual sea su problema.

Planetario en Lima
Planetario en Lima, 2019. Foto por Kevin Castillo.

Pese a que tienen un sonido característico, en sus últimas canciones han demostrado versatilidad. En “El Último Verano”, por ejemplo, escuchamos a Andrés en una atmósfera electroacústica. Mientras que en “Tirado, Pisoteado y Humillado” es Pedro quien canta en un exterior atravesado por sintetizadores. ¿De qué influencias se nutren para la creación de estos trabajos? ¿Qué otras sorpresas podremos escuchar en el EP? 

Pedro: Separando los procesos de creación de la canción y la producción de la misma, en el primero suelo no tener nada claro y ser lo más espontáneo que pueda, sobre todo con las letras, que si no tengo un sentimiento acumulado por decir algo, prefiero no escribir. También he comprendido que al momento de crear, la mente funciona depositando un montón de estímulos que vienen de diversos lugares, y en las letras me he dado cuenta que las que más me gustan son las que calcan un dolor crudo y directo por así decirlo. Personalmente me gustan demasiado algunas letras escritas por Ricky Espinoza de Flema, en especial una llamada “Metamorfosis Adolescente”. Y si bien la canción que presentamos hoy no se mueve en el mismo estilo, siento que su influencia en letras aflora sin pensarlo en mi proceso de escritura.

Andrés: Para este trabajo (el EP), al principio me inspiré mucho en lo que hace Billy Eillish, Bon Iver, Sigur Ros. Respecto a crear atmósferas, ambientes extraños y romper un poco con el pop o folk más tradicional. Todo eso pero con pocos elementos, tratando de dejar un buen registro de la interpretación, que es donde siento que está la magia de cada canción, más allá del resultado final o lo que uno pueda hacer en la mezcla y el mastering. El EP comenzó con una sorpresa que rompió totalmente lo que veníamos haciendo, y teníamos un poco de miedo de cómo fuera esa recepción. Sin embargo, a la gente le gustó y creo que sucederá lo mismo con el resto de canciones, ya que cada una tiene algo muy especial y distinta a las otras. Pudimos experimentar y explorarnos a nosotros mismos, dándonos la libertad de hacer lo que quisiéramos expresar. Y eso se extiende incluso hasta el arte de las portadas. Fue un trabajo muy solitario pero a la vez muy decididos de lo que queríamos decir. Y nos gusta mucho.

Para finalizar, no podemos dejar de preguntarles por el arte de las portadas de los singles. Dejan atrás el blanco y negro para abrirse a los colores. Hay noche, hay día. ¿Cuál es el relato de estas ilustraciones?

Andrés: Las siete portadas que presentaremos en este EP estuvieron a cargo de Maite Carriel, quien ha diseñado todos nuestros trabajos anteriores: Planetario EP, single ‘Tal Vez’, La Próxima Tormenta y ZETA. Sentimos que junto a ella hemos podido crear un relato que gira en torno a la casita de las portadas, que sería “el alma de la banda”. Durante todos nuestros trabajos ha evolucionado eso y se ha contextualizado a cómo nos sentimos en ese entonces, a cómo suenan las canciones y lo que queremos comunicar.

Portada del single "Tirado, Pisoteado y Humillado" de Planetario

En esta ocasión, la motivamos a romper con el blanco y negro tradicional y comenzar a usar colores, además de realizar todo el dibujo en formato digital y no en papel como era de costumbre. Tras conversar con ella, nos contaba que esta ha sido una oportunidad para experimentar y sacarle el jugo a la tecnología. En ese sentido, “El Último Verano” es un disco experimental para todos, tanto nosotros con nuestras canciones y para ella con su arte. 

Las portadas van contando una historia sobre un verano caótico, similar a los tiempos que vivimos ahora, pero un poco exagerado. Nos pusimos a imaginar cómo sería el último verano del mundo, o qué es lo peor que podría pasar. Sin embargo, la casita del centro se encuentra totalmente refaccionada, con aire acondicionado, y en esta nueva canción incluye una piscina y silla de playa. Dando a entender que como banda y equipo nos encontramos preparados para lo peor, y que nos mantenemos unidos pese a todas las adversidades. Pronto llegarán zombies, extraterrestres, fantasmas y monstruos que acechan este paisaje y destruyen todo. Podrán verlo en los siguientes estrenos. Les invitamos a mantenerse atentos.

Mientras, puedes escuchar «Tirado, Pisoteado y Humillado».

1 comentario en «Planetario: «Tratamos de dar ánimo a quien nos escuche, sea cual sea su problema»»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *