Música y deporte: una combinación más habitual de lo que imaginas

Músicos que practican deporte y deportistas que se lucen frente a los reflectores, son situaciones más habituales de lo que puede parecer, y en algunas ocasiones han terminado siendo motivo de transición de un lado de la fama hacia el otro. A continuación, te presentamos a cinco estrellas que han tenido éxito en estos rubros.

Deportistas multitalentos

La mención honorífica de esta lista va para Diego Maradona, quien no solo es uno de los deportistas que más ha sido homenajeado a través de canciones a lo largo de la historia, sino que también aprovechó para tomar el micrófono y cantar desde lo más profundo de su corazón. Un ejemplo de ello ocurrió en 1986, cuando grabó el tema Querida amiga al lado del dueto Pimpinela, haciendo una dedicatoria especial para su madre.

Además de ser noticia dentro de plataformas de apuestas por internet como bet365 gracias a que sus goles ponen al PSG entre los favoritos para ganar todos los torneos en los que participa, Neymar también se ha destacado por incursionar de manera regular en la música. Colaboraciones con estrellas como Michel Teló y Gusttavo Lima se convirtieron en éxitos instantáneos que causaron revuelo en todo el continente.

Por su parte, el portugués Cristiano Ronaldo grabó el tema Amor mío de Julio Iglesias hace ya varios años, pero además de seguir luciéndose con goles en las canchas, aprovecha sus redes sociales para compartir su afición por el canto con sus seguidores.

Del deporte a los reflectores

Algunos de los músicos más famosos de la historia han tenido un pasado en el deporte profesional antes de brillar con todo su esplendor bajo los reflectores de la música. Uno de ellos es el baterista de Metallica, Lars Ulrich, quien tras ser hijo y nieto de tenistas practicaba este deporte en su natal Dinamarca. Al momento de migrar a los Estados Unidos en 1980 cambió las raquetas por las batacas y el resto es historia.

Otra superestrella del rock duro que tuvo años dorados practicando deporte es el líder de Iron Maiden, Bruce Dickinson, ya que como lo comparte Radio Oasis practicó esgrima durante su juventud, llegó a ocupar la séptima posición del ranking de Gran Bretaña e incluso fue invitado a unirse a la selección olímpica para los Juegos de 1992.

Así como en los ejemplos anteriores, han existido muchos otros saltos entre deporte y música que han llamado la atención. Algunos de ellos incluyen a Manny Pacquiao cantando canciones románticas e incluso apareciendo en la televisión de los Estados Unidos, Shaquille O’Neal como estrella de rap con cuatro discos grabados, o el mismo Pelé, quien ya ha mostrado en diversas ocasiones su talento como cantante.

Algunas estrellas saltan de las canchas a los escenarios y viceversa como un simple hobby. Sin embargo, muchos otros han tenido un traspaso exitoso que prueba que tienen talento en más de un área específica e inspiran a otras grandes figuras a perseguir sus sueños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *