Foto: Raul Umeres (@r_umeres)

Así se despidió Kiss de Lima: con el espectáculo de rock más grande del planeta [CRÓNICA]

La noche del 4 de mayo del 2022 en la Arena 1 de la Costa Verde trascenderá en la historia de los conciertos en Perú y en la vida de quienes tuvimos la fortuna de estar presentes. Tras 13 años de ausencia, KISS, banda conformada por Paul Stanley, Gene Simmons, Tommy Thayer y Eric Singer, se presentó en Lima por segunda vez, y realmente nadie estaba preparado para lo que iba a ocurrir. Quienes asistimos al concierto somos orgullosos sobrevivientes de un aniquilamiento masivo: una bomba nos explotó en la cara sorpresivamente, pero en lugar de causarnos dolor nos llenó de energía y felicidad. Pero como todo tiene su fin, el dolor llegó de todos modos. Una inexplicable explosión de sentimientos y emociones: eso es lo que provoca KISS.

Que KISS sea el mejor espectáculo de rock en el mundo es una realidad innegable: la perfecta estructuración del show, de comienzo a fin, es un placer sonoro, visual y sensitivo que quedará impregnado en el corazón y en la mente de quien lo viva. Alrededor de las 10:30 pm el clásico “Rock and Roll” de Led Zeppelin comenzó a sonar en las bocinas de la arena, presagiando lo que estaba por suceder. Entonces el “¡Buenas noches, Lima! ¿Querías lo mejor? ¡Tienes lo mejor! La banda más caliente del mundo, ¡KISS!” se pronunció: como palabras mágicas que hacen salir al genio de su botella, el inmenso telón que cubría el escenario se vino abajo junto con una declaración de guerra sin permiso ni contemplación.

Foto: Raul Umeres (@r_umeres)
Foto: Raul Umeres (@r_umeres)

Siempre he pensado que “Detroit Rock City” es un exceso para empezar un concierto de KISS, ¡simplemente no puedes ser más despiadado! y aunque me preparé años para hacer frente a un momento así, KISS acabó conmigo al instante: la potente batería de Eric Singer, cual cañón de guerra, se encargaría de dirigir el impresionante arsenal auditivo al que estuvimos expuestos durante dos horas. Solo con el comienzo del show, el estúpido argumento de que KISS no se preocupa por su música se vino abajo, ¡la base de todo el espectáculo fue, por supuesto, la música!

A partir de aquí, hit tras hit fue sonando sin parar para el deleite de todos los presentes: “Shout It Out Loud”, “Deuce” y de pronto, con “War Machine”, las puertas del infierno se abrieron: una potente y oscura canción liderada por la endiablada voz del emblemático Gene Simmons, tambores de guerra, llamas de fuego explotando en nuestras caras constantemente, luces rojas y visuales sorprendentes sobre las pantallas, ¡una combinación perfecta que causó sensaciones realmente indescriptibles! Llegaría entonces el turno de “Heaven’s on Fire” en la voz de Paul Stanley, canción desprendida del álbum Animalize de 1984 y uno de los mayores éxitos radiales de la banda, para poner a gozar a los asistentes al son de un clásico de la fiestera década ochentera. Apenas terminada la quinta canción de la noche y ya estábamos en un éxtasis inigualable. De pronto, Gene Simmons toma nuevamente la batuta para presentarnos uno de sus himnos más emblemáticos: “I Love It Loud”, cuyo acto estuvo acompañado del mítico sonido de sirenas junto a Gene escupiendo fuego desde una espada, ¡impresionante!

Se bajarían un poco las revoluciones con “Say Yeah”, una canción con un poderoso mensaje, pero no tan conocida para el púbico peruano ya que se trata de una de las más recientes, extraída de su penúltimo álbum de estudio Sonic Boom (2009). Sin embargo, esta canción representó para mí el momento más emocionante de la noche, pues no pude evitar derramar unas cuantas lágrimas mientras repetía una y otra vez “Yeah, Yeah, Yeah” junto a la banda. El mismo año de su lanzamiento, 2009, tuve la oportunidad de ver por primera vez a KISS en el Estadio Nacional de Lima (aquella vez también derramé unas cuantas lágrimas, por supuesto). 2009 fue el año del fortalecimiento de mi relación con KISS, una relación que hoy tiene ya 20 años, y son incontables las veces que escuché de arriba abajo “Sonic Boom” durante esa época, así que fui inundado por un sinfín de recuerdos.

La octava canción de la noche sería la clásica “Cold Gin” del primer álbum de KISS (estamos hablando de una canción del año 1974) que culminaría con el espectacular acto de solo de guitarra de Tommy Thayer, el actual Spaceman, que incluye el lanzamiento de pirotecnia desde el mástil de su guitarra. Seguiría “Lick it up”, hit radial ochentero perteneciente al disco homónimo y primero de la época desenmascarada de la banda: un impresionante juego de luces láser acompañaría la performance de la canción.

Foto: Raul Umeres (@r_umeres)
Foto: Raul Umeres (@r_umeres)

Ya estamos a mitad del show y Gene Simmons volvería a tomar la batuta para interpretar la divertida “Calling Dr. Love”, tal vez la canción más Gene de la discografía de la banda. Luego llega el turno de la sentimental “Tears Are Falling”, otro clásico ochentero, cuyo juego de luces y el logo de KISS color rosado en las pantallas nos transportaron a una gloriosa época glam. “Psycho Circus” estaría acompañada por el sólido y espectacular solo de batería de Eric Singer, ¡mientras esta se elevaba por los aires! Qué gran baterista es Eric Singer, realmente. El glorioso disco Alive! estuvo muy presente en el repertorio, pues el solo de batería se extendió hasta dar forma a la parte final de “100,000 Years”, que incluyó el show de micrófono de Paul Stanley.

Foto: Raul Umeres (@r_umeres)
Foto: Raul Umeres (@r_umeres)

Tocaría presenciar el acto estelar de Gene Simmons, quien realiza su solo de bajo mientras escupe sangre en una enfermiza performance que daría pie a la pesada y oscura “God Of Thunder”. Así pasamos de un estelar a otro estelar, al tener la oportunidad de presenciar el espectáculo de Paul Stanley volando en medio del público para dirigirse al pequeño estrado armado en medio de la arena, desde donde cantaría “Love Gun” y “I Was Made For Lovin’ You” con el acompañamiento de la banda en el escenario principal: poder presenciar los pasos de baile de Stanley tal cual los hemos visto en los dvd’s durante décadas es todo un deleite. Paul volvería al escenario principal para interpretar junto a la banda “Black Diamond”, en la voz del catman Eric Singer y jamás imaginaría que la audiencia se volvería tan loca con la interpretación de esta canción que está a punto de cumplir 50 años y que siempre ha estado presente en todos los repertorios de la banda. La batería se elevó nuevamente y develaría una banderola negra con detalles dorados junto a un espectáculo de fuegos artificiales impresionante.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Rock Achorao’ (@rockachorao)

Después de un breve y oscuro silencio comenzaría la última parte del concierto, el famoso ‘encore’. Un piano brillante sería colocado en medio del escenario, el cual presagiaba la oportunidad y el privilegio de escuchar “Beth”, la hermosa balada de KISS del álbum Destroyer que significó su primer hit radial por el año 1976. Eric Singer se encargaría de dejar los tambores para sentarse en el banquillo de aquel hermoso piano de cola e interpretar la mencionada canción, ¡un momento realmente hermoso!

Foto: Raul Umeres (@r_umeres)

La noche cerraría con “Do You Love Me?” y el himno “Rock and Roll all Nite”, convirtiendo a la arena en una verdadera fiesta llena de explosiones de confeti, fuegos artificiales y globos enormes pasados de mano en mano por la audiencia mientras los enmascarados se elevaban en el escenario gracias a unas plataformas. Finalmente, siendo aproximadamente las 00:30 horas, terminaría una noche que tardó tres años en suceder desde su anuncio en 2019, con la pantalla principal mostrando la frase “LIMA, KISS LOVES YOU” mientras en off sonaba “God Gave Rock and Roll to you II». Y es que sí, Dios nos dios el rock and roll para ser felices y poder dar un sentido a nuestra existencia, ¡vaya que fuimos enormemente felices la noche del 4 de mayo del 2022! Una noche que atesoraremos por siempre en nuestra mente y en nuestro corazón. Hasta pronto KISS, y muchas gracias por poner el rock and roll en nuestras almas.

Foto: Raul Umeres (@r_umeres)
Foto: Raul Umeres (@r_umeres)

Por cierto, no quiero dejar de contar que convencí a un amigo de viajar desde Chiclayo para vivir la experiencia de este concierto, él tiene 20 años y conoce a KISS desde hace apenas dos. Prometí que el impacto sería tal que su vida podría cambiar desde ese momento. Solo no cumplí mi promesa, sino que fue superada: “Estoy en shock, no puedo creer lo que he visto, fue mucho más de lo que esperé”, fueron sus palabras. El poder de la música en vivo puede cambiar tu vida, ¡asiste a todos los conciertos que puedas!

Lo más resaltante:

  1. El espectáculo de KISS estuvo 100 sobre 100. Es sorprendente que con la edad que Gene y Paul tienen (72 y 70, respectivamente) sean capaces de liderar un espectáculo de tal envergadura.
  2. La puesta en escena y la estructuración del show incluyó un repertorio excelentemente seleccionado, visuales increíbles que por momentos nos llenaban de enorme nostalgia al mostrarnos imágenes de toda la carrera de la banda, llamaradas de fuego contundentes, fuegos artificiales, juego de luces y los respectivos actos estelares de cada miembro de la banda. Definitivamente queríamos lo mejor y tuvimos lo mejor: una puesta en escena superior a la que presenciamos en el Estadio Nacional en el 2009, ¡y aquella noche fue realmente espectacular!
  3. Fue gratificante ver una audiencia tan diversa (¡incluso familias enteras!) coreando la mayoría de las canciones de la noche, algo que no sucedió en el 2009. ¿Será el público peruano hoy más rockero que antes? Pues parece que sí, ¡lo ha demostrado!
  4. El sincero esfuerzo de Paul Stanley por hablar en español (más de lo que comúnmente hace en sus conciertos) para calar más en las emociones del público. ¡Estamos muy agradecidos, Paul!
  5. El señor que armó la fiesta desde su lugar en tribuna mientras sonaba AC/DC en las previas al concierto. ¡Muchas gracias por compartir tu alegría de una manera tan efusiva!
  6. La pequeña feria que la producción organizó previo al ingreso al recinto, que incluía varios puestos de merch, sección de maquillaje, fotografía y áreas para los auspiciadores.

Lo malo:

  1. El retraso de más de 3 horas para la apertura de puertas, lo que ocasionó colas largas colas en la costa verde. Una experiencia agridulce. Para muchos no fue muy agradable permanecer al lado del mar mientras esperaban hacer realidad el sueño de ver a KISS.
  2. El escenario de la Arena 1 no es lo suficientemente alto, lo cual imposibilitó una mejor visión por parte de la audiencia.
  3. El acto soporte que iba a estar a cargo de la legendaria banda peruana Frágil no llegó a suceder. Sin embargo, mediante un comunicado, la productora anunció que contará con ellos en un siguiente espectáculo.
  4. Debido a problemas técnicos de última hora, la banda no pudo comenzar el show bajando desde lo alto de sus plataformas aéreas, como lo viene haciendo en todas las fechas de la presente gira.
  5. Por los mismos inconvenientes técnicos, Gene no pudo mostrar su acto estelar al 100%, ya que no se pudo hacer uso de la plataforma central que lo elevaría. Quienes somos fanáticos de Gene, extrañamos verlo en todo lo alto.
Foto: Raul Umeres (@r_umeres)
Foto: Raul Umeres (@r_umeres)

Agradecemos a One Entertainment por las esforzadas gestiones para traer a Perú este espectacular show y por las explicaciones y las disculpas brindadas por los incidentes que ocurrieron el día miércoles. Esperamos con ansias el concierto de Guns N’ Roses el próximo 8 de octubre.

Y por favor, KISS, todavía no te retires de los escenarios, ¡tienes aún mucha felicidad que ofrecer a este oscuro mundo!

SETLIST:

Intro: Led Zeppelin – Rock and Roll

  1. Detroit Rock City
  2. Shout it Out Loud
  3. Deuce
  4. War Machine
  5. Heaven’s on Fire
  6. I Love It Loud (Gene escupe fuego)
  7. Say Yeah!
  8. Cold Gin
  9. Solo de guitarra de Tommy Thayer
  10. Lick it Up (con el interludio de ‘Won’t Get Fooled Again’ de The Who)
  11. Calling Dr. Love
  12. Tears Are Falling
  13. Psycho Circus (parcial)
  14. Solo de batería
  15. 100,000 Years (parte final)
  16. Solo de bajo
  17. God Of Thunder
  18. Love Gun (Paul en el escenario B)
  19. I Was Made For Lovin’ You (Paul en el escenario B)
  20. Black Diamond

ENCORE:

  1. Beth
  2. Do You Love Me?
  3. Rock and Roll All Nite

Outro: God Gave Rock ‘n’ Roll To You II

Escúchalo aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.