The Amixers dicen «Te quiero»: una balada pop setentera y arrebatos funky new wave

Texto: Juan Vartzs

En las historias de atracción, a veces, lo súbito y fulminante definen la esencia de éstas. Un deseo, una fijación que arrebata y, a la vez, paraliza y lleva a la confusión en una tormenta eléctrica de acciones, sentimientos y sensaciones. El afectado o afectada solo quiere acabar con esta curiosidad suicida, esta pasión desbordada acercándose a ese otro ser, u objeto, o idea para atravesar el umbral de hacer contacto y ver qué sucederá luego en ese agujero negro sin retorno… a partir de este tipo de experiencia surge la materia prima para el segundo sencillo de su próximo primer álbum a presentarse, de la banda peruana The Amixers, narración sónica que lleva por nombre “Te Quiero”.

El nombre de la canción remite inmediatamente a algo romántico y frontal, homónima del clásico de Orlando Netti, “Recién Te Conozco Y Te Quiero”, y en cierto modo si dialoga con ésta, si se le ve, en un primer nivel, como un primer acercamiento al amor, entre tímido, voyeur, y apabullante, directo, desestabilizador por la falta de experiencia ante esa bomba de tiempo en cuenta regresiva que es un joven corazón. Sin embargo, “Te Quiero” de The Amixers va más allá de esa primera explicación, internándose en una necesidad de acercarse, tal vez, a una situación que sobrepasa lo romántico vacuo, tratando de llegar a alguien o algo que implica riesgo y transformación, que desbarata la paz o estabilidad de días ordinarios, es decir, la búsqueda del aprendizaje en el constante cambio, en el fértil desequilibrio inherente a la naturaleza kamikaze del mejor rocanrol.

El discurrir del sencillo por el “río musical” empieza con un acorde que remite a los legendarios Invisible y su himno “Elementales Leches”, gran coincidencia sonora que explicaría la naturaleza atrapante y perturbadora de ese alguien o algo que desata la fijación. A continuación, la composición del track pasa a una sonoridad ligera, contemplativa deudora de la balada pop hispanoamericana de los 70s y 80s, para luego, cambiar a una guitarreada funky new wave, sintiéndose un guiño a los inoxidables Virus y su gema “Mirada Speed”, y así, vuelve otra vez a la balada contemplativa voyeur, y dando otro giro más a la exaltación, retoma el arrebato funky, esta vez seguro y firme de la decisión tomada, soportado por los coros, que dan paso al puente, al proceso irreversible metamusical en la narración de “Te Quiero”. Este viaje sónico trepidante culmina con la amalgama de las partes diferenciadas antes descritas, dando a entender que ya no hay marcha atrás en la decisión tomada, y la transformación, probablemente satisfactoria, del yo poético-rocanrol de la canción.

El sencillo “Te quiero” tuvo en la producción musical a Guillermo Saldaña, y fue grabada en el home studio de Giovanni Tazza, a excepción de las baterías, que fueron grabadas por Mateo Vásquez en el Studio Eclipse Producciones. Participaron Bryan Aguilar, en arreglos musicales y percusiones menores, y Danny León en la grabación de guitarras y coros. “Te Quiero” está disponible en las principales plataformas de streaming, distribuido vía OneRpm.

Escucha más música de ellos en Spotify:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *