¡Petipunk no murió! El ska punk gordo de Felices Adicciones

Durante la primera década de los 2000 la movida limeña era intensa y constante, decenas de bandas formadas por adolescentes y post-adolescentes lograban reunir miles de personas en distintos locales de la capital limeña, el punk y sus distintas corrientes eran el motor sonoro principal de aquellos años donde la ausencia de redes sociales permitían el conocido «boca a boca» que te llevaba a rincones increíbles donde el pogo. el trago barato y la madrugada era la recompensa.

En esos años, a inicios del 2000 nació Petipunk, una banda de amigos, aún flacos, que disparaban historias cotidianas de manera burlona, directa y rebelde mediante el ska punk, una fusión de estilos que te incitaba al baile-pogo-baile-pogo mientras cantas esas letras que calan fácilmente en ti por lo reales que son.

«Somos lo que somos y somos felices, no interesa fingir» relatan en una de sus canciones más transcendentes que despertaba la energía de los que asistían siempre a verlos. Fue una etapa duradera, casi 15 años, donde recorrieron varios lugares del país, y lograron hacerse un nombre reconocido en la escena musical de aquellos años.

EL ADIÓS DE PETIPUNK

Como todo banda duradera, por ahí pasaron distintos integrantes, hasta que el 2015 llegó el momento de decir adiós a una gran etapa, el fin de Petipunk, que según comentan iba a ser con un último disco, disco que terminó por ser el debut de su evolución, porque no murieron, mutaron a Felices Adicciones.

Hace unos días se cumplieron 6 años de esta transición que continúa el legado de Petipunk bajo un nombre que, según cuentan en entrevistas, sintieron representa sus nuevas intenciones y forma de vida. Todos los integrantes ya tenían – y tienen – trabajos fijos y bien remunerados que les permite vivir en calma y con la tranquilidad de «poder solventarse sus adicciones sin problemas», por ende, son felices.

Su disco debut y homónimo es de esas dosis de ska punk que te dejan el cuerpo con ansias de pogo, baile y nostalgia, un recorrido por distintas sensaciones resumidas en el hecho de ser gordo, vieja escuela y rebelde en estas épocas donde todo cambió a resumirse en las redes sociales.

Escucha, conoce y disfruta más de Felices Adicciones en Instagram. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *