Entrevista a Benjamín Walker: «Tengo muchas ganas de tocar nuevamente en Perú»

Ansioso, muy contento y para nada melancólico. El destacado cantautor chileno radicado en México, Benjamín Walker, regresa al Perú para dos presentaciones que prometen muchísimo, compartiendo con músicos nacionales, este miércoles 20 en La Noche de Barranco y el 23 de julio en Arequipa.

Pudimos conversar con el artista, quien sigue promocionando su tercer disco «Libro Abierto», el cual conocimos detalles de su producción, las previas a los shows en Perú, y lo que se viene el resto del 2022.

 

Gracias por concedernos la entrevista Benja. Sabemos que no es la primera vez que vienes al Perú. ¿Imaginamos que muy entusiasmado por regresar?

Benjamín: Primero que todo, muchas gracias a ustedes por este valioso espacio y comunicarse con el país hermano del Perú. Me tiene súper emocionado volver. Tengo mucho que compartir con los peruanos en La Noche de Barranco y Arequipa, que será la primera vez que voy, junto a Alejandro y María Laura.

Conocemos que viene de familia, con gustos ligados a Spinetta, algo de Beatles, entre otros talentos que formaron tu propuesta musical desde pequeño ¿Cómo conectaste con tus gustos?

Benjamín: Así es. Hacer canciones es inevitablemente un oficio de creación artística, y esto vino desde casa. Mi madre quien es cantante (Cecilia Echenique), me mostró a Spinetta. Un 2006, mi mamá me dice: «Oye, Benjamín. Te voy a llevar a ver un músico argentino que creo que te va a gustar. Y me lleva al Teatro Oriente, en Santiago de Chile, y este personaje, el que me hablaba era Luis Alberto Spinetta, al que yo estaba conociendo por primera vez, me marcó tanto como una relación de amor. De igual modo mis gustos por Los Beatles entre otros que influenciaron en mi trabajo.

Se siente esa conexión en tus tres producciones, y por otro lado eres abogado. Estudiaste leyes. ¿Qué tal fue equilibrar ambas cosas previo a tu lanzamiento como músico y compositor?

Benjamín: Sabes, siempre las vocaciones se pueden convertir en algo combinable, en la medida de la voluntad de cada uno. Yo por mi lado, no es algo que alimente hasta el día de hoy. Yo egresé de derecho de la Universidad de Chile, acá en Santiago. Y mientras terminaba de hacer mi disco «Brotes», tuve una suerte como de conflicto interno. Este disco merecía mucho más de mí. Yo tenía la inquietud de una vez titulándome de abogados. Decidí dedicarle mucho de mí allí. Entonces, como que me di una suerte de año sabático. Desde 2017 , y hasta el día de hoy, sigo en el año sabático, así que yo en verdad opté por la música como mi carrera. Mi vida. Ahora radicando en México.

Radicado casi un año allá con muchas experiencias compartidas.

Benjamín: Hasta con propuestas nacionales, como las que estaremos esta semana en Perú, con Alejandro y  María Laura, entre otros.

¿Cuéntame cómo ha sido este proceso creativo de «Libro Abierto»?

Benjamín: Gratificante. El proceso fue definitivamente la parte que más justifica mi disco. Un proceso de aprendizaje muy grande que parte del 2019. Cuando yo elijo, junto a Javier Barría, que es un gran cantautor aquí en Chile, y que fue el productor del disco en la selección de las canciones que iban a conformar libro abierto el nombre del disco ni siquiera estaba el nombre del disco. Tanto que mi padre se involucró, sin ser músico.

¿Cómo así Benjamín? Porque muchos pensarían que tu madre sería quien ayudó.

Benjamín: Luego de mostrarle mis primeras canciones, mi viejo (Ignacio Walker) en pandemia aportó con el nombre del disco diciéndome: «Oye. Libro Abierto es el nombre perfecto». A tal punto que terminó quedándose con el título. Además, el mundo cambió dos o tres veces desde que empecé a materializar el disco, y eso obviamente influyó el proceso creativo de fuera muy inesperada, pues como sabes, en Chile tuvimos un estallido social en octubre del 2019. Inmediatamente, condicionado por su contexto latente y por su contingencia, me tocó. La música es contingente, querámoslo o no. 

¿Qué tanto repercutió en tu obra o canciones?

Benjamín: Sí. Me llevó a escribir la última canción del disco, que entró digamos en «Octubre», mi single, que es literal, una crónica de lo que pasó en el estallido social en Chile, en tomando posición al respecto, no haciendo una alevosía de octubre del 2019.  Luego llegó la pandemia y la verdad, para todos fue adverso. Muchas cosas que se hace necesario tratar. Para mí no era lógico lanzar el disco entre medio de tanta vorágine, y esperé a que la pandemia bajará un poco. Para publicarlo, entonces fue un proceso de estar muy obligado a vivir el presente. Y a soltar un poco el control de las cosas y dejar que que el día a día fuese dictando lo que tuviera que pasar con la música. Fue un proceso muy variado y del que terminé aprendiendo mucho, hasta hoy.

Así empezó todo hasta llegar con la foto de «Libro Abierto» ¿Qué onda con la portada por cierto? ¿Cómo dieron la fotografía?

Benjamín: La foto nunca llegó a puerto (Risas).  Pasó que la carátula fue responsabilidad de Hilda Pellerano, una artista dominicana, una gran fotógrafa de música y amiga que conocí en México. Resulta que debía tener la imagen un día antes, un lunes para entregarla a la disquera. Un día antes la llamé y le dije que trabajaríamos toda la noche con el concepto de la foto. Fue divertido. Probamos muchas cosas que no salían, hasta que calzó esa imagen con la foto y el efecto. Quedó muy bien. Es un disparo del presente. El movimiento que tiene la fotografía fue natural, de la mano de Hilda, y no tiene ninguna intervención en lo absoluto. El revelado fue casi perfecto.

Volviendo a los shows en Perú ¿Qué otros detalles podemos esperar? ¿Algunas novedades?

Benjamín: He tenido el privilegio de ir varias veces. Conozco Lima, conozco Cuzco. Y Arequipa es el próximo destino. Tengo muchas ganas de compartir con los peruanos. Además, espero conocer más de estos lugares y a ustedes. La pasaremos muy bien, este miércoles 20 de julio en La Noche de Barranco. Acústico. Y unos días después en Arequipa. Este 23 de julio, voy a poder compartir de nuevo en el escenario con Alejandro y María Laura, Invité a mi amigo Carlos Cruzalegui con que vamos a estar cantando una canción. Invité a La Lá, la que una de mis artistas favoritas de Sudamérica por lejos.

Para cerrar Benja. ¿Qué queda por hacer este 2022 luego de la giras?

Benjamín: Pues luego de estos conciertos, nos guardamos por un tiempo. Viene un proceso que va a ser algo nuevo, porque estoy con ganas de hacer nueva música. Siempre compongo, haga lo que haga, siempre estoy componiendo, no es como que me de periodos para componer. Entonces, cuando las veces que me ha tocado hacer discos es más bien de sentarme a hacer una curaduría, con mucho cuidado. ¿Respecto a las canciones que ya manejo, no?  Me encerraré un par de meses para producir. Y seguiremos avanzando.

¿Seguirá la melancolía con tu próxima producción, Benjamín, como ha sido habitual en tus producciones anteriores?

Benjamín: Yo creo que algo que nos une mucho con la hermana República del Perú, es la melancolía. La que puedes escuchar en un vals o en otras piezas sonoras peruanas. Para mí, siempre va a ser un motor importante. Yo soy muy melancólico y puedo aplicarla bien mis composiciones para desarrollar otros aspectos, y así la gente se identifique.

Así será Benja. Buen viaje y nos vemos en los conciertos. Éxitos.

Benjamín: ¡Muchas gracias a ustedes por el tiempo! Saludos a todos.

 

Escucha a Benjamin aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
0
0
0
0
0